Comenzaron incursionando con el humor negro, hasta que descubrieron que pueden llegar a más gente haciendo mano de otros géneros. Lunes ha sabido adaptar sus contenidos teniendo como horizonte la masividad, sin dejar de lado su propia esencia.

Por Francisca Herrera

“Si no tiene un poco de irreverencia o cuestionamiento a lo establecido, ya deja de ser interesante. La idea inicial debe tener esa fuerza o espíritu de querer provocar algo. De lo contrario, es una idea más que va a quedar guardada en el cajón de las ideas que no fueron”. Esa es la premisa del estudio de animación Lunes, según comenta Jorge Campusano, uno de sus fundadores. Él, junto a sus socios José Navarro y Santiago O’Ryan, haciendo uso de la sátira, el humor y el drama, han sabido adaptarse a lo que pide la audiencia, manteniendo en su propio estilo.

Sin planearlo, los guionistas llegaron a la animación para adultos, una industria que tuvo su primer acercamiento a lo masivo en los 90 de la mano de canales como MTV y FOX. Para el público de la época, se trataba de una novedad descubrir dibujos animados que no estuvieran dirigidos exclusivamente a un público infantil y con una trama socialmente compleja. Hoy, el formato vive una nueva época dorada de la mano de Adult Swim y Netflix, desarrollando temáticas como la depresión y la salud mental.

Con una idea fija en la cabeza, los publicistas Jorge Campusano y Santiago O’Ryan junto con el comunicador audiovisual José Navarro, se propusieron realizar una serie que tuviera humor negro y vagabundos ¿Por qué vagabundos? Durante el Festival de Cine de Valdivia, hace más de diez años y tras el cierre de los bares, el trio de amigos terminó bajo el puente del río Calle-Calle, donde se dieron cuenta de que las personas sin hogar tenían mucho que contar.

En un principio sería un live action, pero reconociendo las ventajas de los dibujos animados para abordar de mejor manera las aventuras de estos antihéroes, decidieron cambiarse a este soporte. “Los vagabundos son un tema super difícil, por todo lo que conlleva: drogas, alcoholismo, problemas mentales, tienen frío, hambre, lo pasan mal. Pero con la animación los separas un poco de esa realidad más cruenta, puedes hacerlos más personajes y hacer una crítica mejor porque estás construyendo todo el mundo con ese mismo contexto”, señala Santiago.

Es así como, inspirados en “South Park”, “The Simpson”, “Family Guy”, gran parte del contenido de Adult Swim, los filmes de los hermanos Joel y Ethan Coen, entre otros, crearon la serie “Homeless”. Financiados con el apoyo del CNTV y CORFO, lograron materializar la historia de tres vagabundos automarginados que luchan contra las reglas de la sociedad, junto a un acaudalado niño albino que los admira, mientras intentan sobrevivir a la calle.

Santiago explica que “el humor negro es una herramienta súper poderosa y hay que saber manejarla. Tiene ese doble filo, porque trata temas sensibles que pueden ser mal entendidos. Es difícil manejarlo, hay que tener un equilibrio”.

“Con Homeless fuimos demasiado libres. Al momento de exhibir este contenido, nos dimos cuenta de que esos extremos no nos permitían llegar de la mejor forma a nuestro público. Sentimos que lo que finalmente logramos fue un contenido súper de nicho”, reconoce José.

En este sentido, Jorge sostiene que es difícil comercializar un proyecto enfocado a un grupo tan específico. “Puede ser un mega hit, pero quienes invierten están más interesados en productos seguros como una comedia romántica, por dar un ejemplo”, dice.

Tuvieron varios problemas para presentar su producción en pantalla abierta, como lo establecían las bases del fondo. Pero en 2015 lograron emitirla en horario de medianoche por las pantallas de La Red. Esto les abrió las puertas para poner en marcha el corto “Waldo’s Dream” (2018), una sátira de Walt Disney, y “Homeless The Movie” (2019), una versión suavizada de la serie, donde los vagabundos deben rescatar el dinero del mundo para salvar su campamento.

La película representó a Chile en el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy 2019. Fue exhibida en 25 salas de cine a nivel nacional durante el año pasado y recientemente tuvo su estreno por streaming a través de las plataformas Onda Media en Chile y Cine.ar en Argentina.

“Cuando empezamos teníamos el humor negro como un norte. Pero a medida que hemos ido creciendo y las experiencias que hemos vivido, dejó de ser prioridad para nosotros. Ahora se trata de las historias”, indica Santiago.

HISTORIAS CON EL SELLO LUNES

Con el aprendizaje de Homeless a cuestas, estrenaron en 2019 el cortometraje de sátira social titulado “Asilo Esperanza”, que da una mirada ácida a la vejez y a la sobre medicación. “Con este corto cambiamos totalmente el tono, es más crudo”, argumenta Santiago.

Es así, con la madurez y experiencia en la industria, que decidieron diversificar su producción en dos áreas: comercial y proyectos personales. En la primera, se enfocan en animación para niños, producto que continúa siendo altamente cotizado en la industria. Aquí podemos ver series como “Raffi”, “Tom el Guardabosques” o “Mi (EX) Mejor Amigo Imaginario”. “Son cosas que nos hubiera gustado ver cuando chicos, que nos entretienen pero que son de alguna manera más fáciles de llegar para mucho público”, añade.

Los filmes autorales son cortos, largometrajes y series que tienen un significado especial para los integrantes de Lunes, que generalmente circundan en los contenidos para adultos y jóvenes. “Son inquietudes de la persona que trae la idea. Todo el equipo va apoyando en los procesos y se tratar de llevar adelante la animación para contar algo relevante. Un tema que pueda mover alguna tecla humana universal”, relata Jorge.

En el mismo sentido, para José “son historias más adultas, temas más serios, más profundos. Pero siempre jugando un poquito con el humor, con la estética, buscando una vuelta para que estos contenidos lleguen a la mayor cantidad de gente y logren tener un impacto”, enfatiza, agregando que “hemos intentado aplicar la experiencia, si vamos a utilizar humor ácido, tratamos de que eso sea en su justa medida para que no juegue en contra del proyecto en el momento de su exhibición”.

Actualmente, Lunes está desarrollando una serie de proyectos autorales. Tras un largo tiempo de producción e investigación, a finales de este año esperan estrenar “Los Hermanos Casablanca”. Éste es un cortometraje de drama sobre la violación de los Derechos Humanos en Chile, y que cuenta como estos hermanos van en búsqueda de un cuerpo a las profundidades del mar.

También tienen entre manos un largometraje político sobre el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, y otro con un poco más de sátira sobre un grupo de niños mal portados, expulsados de sus familias y países, que son enviados a un internado ubicado en la Antártica. Además, producen cortometrajes que llevan a cuestionar la forma en que nos relacionamos con la naturaleza, tomando hechos impactantes y reales del último tiempo en el país, como la historia de la elefanta Fresia o el trágico caso del hombre que decide lanzarse a la jaula de los leones en el Zoológico Metropolitano en 2016.

“Al final se va puliendo la forma en que vas contando las cosas y vas sacando lo mejor del proyecto anterior. Lo que nos gustaba quizá no era tanto el humor negro, sino la forma de hacer una crítica”, puntualiza Santiago. SM

“Homeless: La Película” (2019)

“Waldo’s Dream” (Cortometraje – 2018)

“Asilo Esperanza” (Cortometraje – 2019)

“Homeless” (Serie Animada – 2015)

“Piñata Fiesta” (en producción)

“Escape de la Isla de los Rechazados” (en producción)